#NOHAYBODASINBESO: BODAS QUE MERECEN UN PHOTOCALL

Hay photocall para bodas… y hay bodas, tiempos y lugares que merecen un photocall. Bodas que no acabarían nunca si de la voluntad de los invitados -y de quienes las servimos- fuera.

Os vamos a contar la historia de una de esas bodas, una boda donde el photocall no es un elemento singular, ni siquiera es un detalle, sino que se convierte en idea original sobre la que se construye todo un evento. Así fue la boda de Tamara y Víctor.

Vamos con ella. O mejor, vamos con ellos…

Tamara, ella, de Arrasate de nacimiento y corazón, pero portuguesa de ascensión y sangre. Víctor, él, de Castellón y agua, de una población costera que tiene mucho que ver con esta boda: Oropesa del Mar.

Tamara y Víctor se conocieron allí. Un verano de hace nosecuántos. Pocos, en cualquier caso, cuando la felicidad corre más deprisa que el tiempo y una pareja quiere vivir cada momento como si fuera eterno.

Pero todo es fugaz. Y el tiempo pasa.

Tal vez por eso, porque nada es eterno, cuando Tamara y Víctor decidieron casarse, empezaron a imaginar una fiesta de colores que viajaban por el aire, de aguas azules de fondo, de frases subrayadas con luces de neón, o talladas en un banco en el que descansar frente a un mar alcanzado por decenas de mariposas.

Era su forma de parar el tiempo. De pintar un día feliz que, más que un lienzo, requería un buen photocall, que dejara fotos fijas de felicidad, luchando así contra el dichoso aforismo del “tempus fugit” y haciendo eterna su boda y, sobre todo, su unión.

¿Os parece demasiada literatura? No es ficción. Todo fue real. En esta boda hubo color movido por el viento, palabras de neón, un banco tallado y sí, hubo… hasta mariposas volando por encima del mar.

¿No os lo creéis? Que hable el photocall…

Mágico. ¿no? Así fue su boda. Una fiesta mágica que, para colmo, tuvo de testigo a la Donostia más bonita, la que gana luz cuantas más nubes la cubren. Es la luz de las fotos buenas, la que apenas admite obturadores y diafragmas para conseguir imágenes que hablan de cada momento en un presente continuo... y perenne.

Hace falta arte para eso. Por eso, las fotos que veis, las que inmortalizaron esta boda, las hizo ARTEFOTOS. No podía ser de otra manera.

Fue la magia de cada detalle la que hizo de esta boda un día especial. Y a ello contribuyeron (contribuimos, humildemente) muchos: Catering, Bokado; Wedding Planner, 20eventos; Fotografía, Artefoto; Flores, Villaflores; Vestido de la novia, Alicia Rueda; Zapatos novia, Manolo Bhlanik; Música en directo, The Chicken Farmers; Dj, GoSound… y más.

Pero, sobre todo, la magia y el encanto vinieron de la mano de Tamara y Víctor, y su voluntad de hacer eterno cada detalle.

¿Y cómo se hace eterno un detalle? No es fácil pero en Bokado lo hemos vivido más de una vez y, por eso, sabemos cuál es el secreto. El secreto no es otro que hacer que cada detalle de tu boda, nazca de un motivo especial, de un recuerdo en común, de una conversación en privado… Y en eso, Tamara y Víctor fueron los mejores. 

Y si no, leed lo que sigue…

Como ya os hemos dicho, se conocieron en Oropesa aunque hace ya más de 7 años que ambos viven en San Sebastián. Los padres de él son valencianos y los de ella portugueses… Son datos sin importancia, más allá de lo personal. La historia trasciende cuando quieres que esos mismos datos, sin importancia aparente, sean parte fundamental de tu boda.

Entonces, todo cambia. Entonces ella pone, de platillos de pan, azulejos de Portugal que homenajeen a su familia. Y que te puedes llevar a casa. Entonces él decide regalar aceite de su familia a los invitados y crea detalles sutiles con naranjas en las servilletas y en la decoración floral. Para recordar Castellón. Y Valencia…

Pero hay más…

Los dos se conocieron en la Playa de la Concha… de Oropesa. Y como en una película de final redondo, se casan con la Playa de la Concha… de Donosti, a sus pies.

Y más…

Su amor nació en Oropesa pero ha crecido en Euskadi. Han decidido casarse aquí, vivir aquí… Su amor ya es vasco, ya es de la tierra. Bastaría con casarse donde se casaron para que ese detalle tuviera presencia, pero ella decidió darle más tiempo de exposición a esta foto y repartió, entre las invitadas, las alpargatas tradicionales vascas como guiño a su historia y, ojo como hiló la pareja, como homenaje a San Marcial, festividad que se celebraba el mismo día de su boda. Ahí es nada.

Y hubo más. El entorno de la iglesia se adornó con olivos por la familia de él. Ambos se hicieron fotos con Denzel, su perro. Podían haber elegido música de ambiente para el cóctel, pero decidieron traer a The Chicken Farmers, el grupo del profesor de piano de las dos sobrinas de Tamara… Todo detalles. Todo vida. Todo fotos para un photocall eterno de boda.

Y claro, cuando tú alineas los astros, los astros suelen responder. Tal vez por eso, la sobrina de Tamara tocó al piano y por sorpresa “Temblando”, de Antonio Orozco, la canción emblema de la pareja. Y tal vez por eso, las dos sobrinas se unieron al aurresku de la salida de la ceremonia, dejando a los novios como la canción de Orozco. Y tal vez por eso, la hermana de la novia soltó mariposas de fuerza a cambio de deseos. Y tal vez por eso, la boda sale hoy en este blog. Para contribuir a hacerla eterna y para agradecer a los novios que nos eligieran entre los mejores.

Ser testigos y partícipes de todo esto fue para nosotros un gran honor. Servir a personas con este ímpetu de vida y con esta implicación y energía positiva, es lo que hace fácil y bueno el trabajo. Gracias.

 

EL BANCO

Por cierto… ¿Y lo del banco de madera? ¿Es verdad que estaba tallado? ¿Qué llevaba escrito?... Todo es verdad. El banco, puesto de escaparate hacia el mar, llevaba tallado #NoHayBodaSinBeso. ¿Lo encargaron? No. Eso no habría sido eterno. Fue el padre de  ella quien lo talló para la boda. Espectacular, no digáis que no.  

 ¿Y se usó? No hemos visto banco más concurrido en una boda.

Hay gente que merece dos vidas. O dos bodas. Enhorabuena Tamara y Víctor. Gracias por dejarnos participar de este auténtico photocall de felicidad eterna.

Comentarios

  • Oier (ARTEFOTO) 09 12:36:37/04/2019 - 12:36

    Genial!! Gracias por compartir y un besote de todo el equipo de ARTEFOTO!!

Añade un comentario